Cultura

La resistencia poética en Caracas de Rafael Cadenas, premio Cervantes 2022

“Dos veces recorrimos España completa”, dice Rafael Cadenas. El plural lo forma con Milena González, su esposa ya fallecida, a la que le debe los viajes o casi todo lo que está más allá de La Boyera, una urbanización de apartamentos en el sureste de Caracas, donde vive hace décadas, va al supermercado y compraba periódicos cuando todavía circulaban.

Seguir leyendo

La lengua del totalitarismo

El totalitarismo ha sido una advertencia recurrente en sus conversaciones los últimos años. Le preocupa su avance en todas partes, “a veces con disfraz democrático, a veces de manera franca”, y lo que hace con las palabras. En su cuaderno de apuntes de turno, donde escribe y pega fragmentos de textos que le interesan, ha escrito: “Las cabezas se forman por la lengua y se pueden reeducar los espíritus empezando por ella”. Es una idea, precisa, que viene de Rousseau y de Andrés Bello y que conecta con una cita de Orwell que lee esa tarde de jueves en Caracas en la que otra vez ha llovido: “El actual caos político guarda relación con la decadencia del lenguaje y podríamos conseguir alguna mejora si comenzáramos por lo verbal”. Las historias de Ossip Mandelstam y Anna Atjmátova, los poetas rusos víctimas de Stalin, están en sus conversaciones y poemas. Hace unos años, Rafael Cadenas tenía una voz más beligerante sobre Venezuela y su devenir autoritario. Ahora prefiere no opinar con sus palabras. Usa las de Eugenio Montejo, otro poeta principal de Venezuela: “Aquel país agrario que no termina de enterrar a (Juan Vicente) Gómez”. Y comenta: “Ese es el más feroz de los dictadores que hemos tenido y con ese verso está dicho todo”.

A sus 92 años reniega del bastón y le preocupa el avance del totalitarismo. El poeta venezolano que recibirá en abril de 2023 el máximo galardón literario en España recuerda desde su casa sus estancias en la Residencia de Estudiantes de MadridLeer más

Generated by Feedzy