Cultura

Pablo Milanés: eternamente cerca de la excelencia

Por aquel entonces comenzaba a llenarse la sala Galileo Galilei de Madrid una vez al mes. Comencé a trabajar con su hija Liam como manager (Liam Producciones), para quien solo tengo palabras de gratitud. Le hablé de lo supuso la música de Pablo Milanés [que ha muerto este martes a los 79 años] para mí, las cintas con sus canciones en el coche de mis padres, el vibrato de su voz en mi niñez. Le dije que mi sueño era cantar con él algún día. Compuse Perdón por los bailes y me pidió que se la mandara contándole la misma historia. A los días recibí una llamada desde Cuba. Era Pablo. No solo la grabó; me invitó a ser su telonero en una gira de Teatros en España, me invitó a su país para grabar el videoclip de la canción, me abrió las puertas de su casa, de su familia.

Seguir leyendo

Tal vez, esa manera de amar a los suyos que pude conocer tan de cerca y la forma de afinar su oficio sean la causa directa de la música clásica del futuro: su obraLeer más

Generated by Feedzy