Cultura

Cómo sobrevive un tranquilo pueblo gallego a la invasión de 140.000 metaleros

“¡Carmucha, no te enteras de nada!”. Y, efectivamente, Carmucha no se percata de que una señora bajita, vestida con un mandil de cuadros y unas zapatillas de casa, la llama a gritos desde un balcón cercano, seguramente para nada, solo por el placer de saludarla. Se está subiendo a un taxi con la dificultad que entraña cualquier movimiento a partir de una cierta edad, enredada en sus pensamientos, pero termina por levantar la cabeza y devolver el saludo sin mucho entusiasmo. “¡Hay mucho ruido aquí, no te sentía!”, responde con medio cuerpo colgando del vehículo. “¡Qué ruido ni ruido, mujer: esto es gloria!”, concluye la otra. El ruido al que ambas se refieren no es otro que el ambiente festivo de una plaza abarrotada de jóvenes —y no tan jóvenes— metaleros que se amontonan alrededor del restaurante El Muro, con las mesas llenas de cervezas, pizzas con pulpo y vasos de licor café: la santísima trinidad del menú festivalero en Viveiro.

Seguir leyendo

El Resurrection Fest celebra durante cinco días su edición más ambiciosa y convoca a una marea de visitantes dispuestos a viajar hasta Viveiro, un rincón de la región de difícil accesoLeer más

Generated by Feedzy