Cultura

Ucrania se sirve fría su venganza contra Rusia con la inclusión de la sopa borsch como patrimonio de la Unesco

Existe unanimidad en que, como la sopa borsch de madres y abuelas, igual que pasa con el cocido en España, no hay nada. Un mismo plato, infinidad de recetas y matices según la región. Y como ocurre con otros platos, ha llegado a ser un pretexto para insultarse y diferenciar el amigo del enemigo. Con la ofensiva militar rusa de fondo, la decisión de la Unesco de inscribir la cultura de preparación del borsch ucraniano como patrimonio cultural inmaterial ha sido vista por Kiev como una victoria política en su guerra con Moscú. No obstante, su origen sigue siendo incierto y probablemente nunca se conozca su autoría.

Seguir leyendo

Kiev recibe como una victoria política frente a Moscú el registro de un plato cuyo origen se han disputado históricamente ambos paísesLeer más

Generated by Feedzy