Cultura

Nadie quiere el cuadro de Goya

La subasta comenzó algo descafeinada, con lotes que, en principio, no suscitaban mucho interés: vinagreras, garrafas de vidrio del siglo XVIII, platos de cerámica o cuberterías de plata de 6.000 euros… Tras dos horas de ver desfilar objetos variopintos por la pantalla, desde recogecortinas a sombrereras de piel, con algo de de bazar o tienda de los chinos de lujo, el subastador, que agarraba el mazo de lado, impuso el silencio en la prestigiosa sala de Alcalá Subastas, en el corazón de Madrid. “Ahora se va a subastar este maravilloso cuadro de Francisco de Goya y lucientes que tengo a la espalda”. Y añadió: “Hay que advertir antes de nada que la obra es inexportable y que ha sido declarada Bien de interés Cultural (BIC). Comienza la puja. El precio de salida son dos millones de euros”. Arrancó. Allá vamos. De pronto el silencio es aún más evidente. Nadie levanta la mano con la paleta de plástico en la sala. Nadie llama por teléfono para pujar. Nadie teclea desde cualquier parte del mundo en la web para ofrecerse. El subastador alza el mazo. “¿Nadie se anima?”, pregunta, algo forzado. Espera unos minutos. Pero nada. Nadie parece querer este goya, Aparición de la Virgen del Pilar al apóstol Santiago y sus discípulos.

Seguir leyendo

Ningún coleccionista quiso pujar en Madrid por la ‘Aparición de la Virgen del Pilar al apóstol y sus discípulos’, que salía con una puja de entrada de dos millones. Tampoco el EstadoLeer más

Generated by Feedzy