Cultura

La embajada más antigua del mundo es española y guarda grandes secretos y joyas artísticas

Las paredes del comedor de gala de la embajada española en Roma ante la Santa Sede lucen tres fabulosos tapices de lana y seda del siglo XVIII. Representan escenas de las aventuras de Telémaco, elaborados en la Real Fábrica de Tapices, sobre cartones de Rubens. Se supone que recrean la llegada del hijo de Ulises a la isla de Ogigia, recibido por Calypso, un gran banquete y, finalmente, el desencuentro y la huida precipitada al percatarse de las pérfidas intenciones de Calypso. La proverbial y viajada maldad del gremio señala que son, también, un ilustrativo resumen de la carrera diplomática: la entrega de credenciales, la vida mundana en el lugar asignado y la patada en el trasero cuando llaman de la capital para asignar nuevo destino, vete a saber dónde. Algo que recuerdan bien los 155 embajadores distintos que han lidiado en los últimos 400 años con los asuntos de España ante la Santa Sede, la legación más antigua del mundo.

Seguir leyendo

La sede diplomática ante la Santa Sede, en el corazón de Roma, cumple 400 años en los que ha ejercido una influencia internacional y local extraordinariasLeer más

Generated by Feedzy