Cultura

Quedémonos a vivir en esta canción de Father John Misty

Hubo una vez una pareja que inventó una hermosa ceremonia: escuchar I Love You, Honeybear de Father John Misty a medida que se desnudaban para hacer el amor. Llegó de casualidad, como la mayoría de cosas bonitas que permanecen en el recuerdo. Esa noche, habían coincidido en el concierto de Father John Misty. Como las buenas fans, ella estaba en primera fila y él, unos pasos detrás, observando como ella contoneaba el cuerpo con esas canciones abrasivas. Se conocían y se atraían y, a la salida del concierto, consiguieron esquivar a sus pandillas y escaparse al piso de él. Una copa de vino, derramada por el suelo, y la música rodeando la estancia. No hacía falta más. Ella puso esa canción un par de segundos antes de invitarle a desabrocharla el primer botón. Cayeron los primeros acordes de piano, aparecieron los violines y tambores y esa voz deslizándose provocativa hasta derretirse en un simple: “I Love You, Honeybear”. Y, entre mordisco y mordisco, ella dijo: “Quedémonos a vivir en esta canción de Father John Misty”.

Seguir leyendo

Vivieron en la canción hasta el punto de dar sentido al verso que decía: “Puede que solo seamos nosotros los que nos sintamos así”Leer más

Generated by Feedzy