Cultura

OPS, El Roto y Rábago: las tres personalidades del artista se reúnen en una exposición

Entre las décadas de los setenta y principios de los noventa, el dibujante OPS divulgó sus trabajos en revistas satíricas hoy extintas como Madriz y La codorniz. Empezó en época de censura, de modo que se estableció como un ilustrador “mudo”: eran las imágenes las que cargaban con todo el peso del mensaje. No fue por escasez de ideas —pues muchas se quedaron sin realizar y aún siguen anotadas en cuadernos de donde el autor adelanta que ya no saldrán—, sino más bien por la “necesidad de diversificarse” por lo que OPS acabó retirándose del oficio. Le cogieron el relevo dos artistas que podrían considerarse sus hijos: uno, el que heredó su “vertiente social”, se llama El Roto y publica sus certeras viñetas de actualidad en EL PAÍS. El segundo, que firma con el apellido de Rábago, preserva su espíritu esteta practicando una pintura hermanada con el arte metafísico italiano de principios del pasado siglo.

Seguir leyendo

El dibujante exhibe en un solo espacio los trabajos con los que explora desde sus distintos heterónimos los territorios del subconsciente, la conciencia y el espírituLeer más

Generated by Feedzy