Cultura

El compositor Alberto Iglesias, una cuarta candidatura al Oscar con aire de reivindicación

Debe de ser complicado que Alberto Iglesias (San Sebastián, 66 años) eleve la voz. En su estudio, una estancia en forma de L, añadida en lo alto de su casa a las afueras de Madrid, reina la calma. La moqueta del suelo transmite calma y limpieza. En un extremo, la parte más tecnológica, un teclado, pantallas y ordenadores. En el otro, el piano. “Paso muchas horas en él, ahí arrancan las piezas”, cuenta. En medio, equidistante en el vértice de la L, la mesa donde transcurre la entrevista, y cerca, un sillón con una lámpara para leer y una mesita con algunos libros. Ese refugio de la tranquilidad se ve alterado por la entrevista y porque es martes, el día de la calima, del polvo del Sáhara que ha logrado pringar hasta ese suelo impoluto. Iglesias, además, se confiesa ilusionado por la gala de los Oscar del próximo domingo 27: “Es mi cuarta nominación, pero la primera que he logrado con una película de Pedro [Almodóvar]”. En la sala vibra una efervescencia inusitada. Y el donostiarra sonríe de oreja a oreja.

Seguir leyendo

El músico acudirá a los premios, aunque el galardón a su categoría, junto a otros siete, se entrega antes de la ceremonia televisada: “Me enorgullece ser parte de esos trabajadores”. Por primera vez es finalista con una partitura para Pedro Almodóvar, por ‘Madres paralelas’, tras 12 películas juntosLeer más