Cultura

“¡Dale caña, Torete!”: lo que escondía el grito de guerra de los “perros callejeros”

El Torete odiaba su apodo. Ángel Fernández Franco, el chaval real detrás del mote que se inventó el director José Antonio de la Loma, ni iba por ahí gritando “¡Por mi libertad!” ni sonreía cómplice cuando los imitadores que lucían su mismo peinado y cazadora Lois se le acercaban para presumir de que ellos también se agenciaban Citroën Palas y los ponían a dos ruedas como él hacía en Perros callejeros (1977). Le horrorizaba haberse convertido en ese ejemplo. “Nunca tuvo alma de delincuente”, escribiría su amigo El Vaquilla sobre un joven que jamás cometió un delito de sangre en un historial policial. Una biografía pone ahora el foco en la vida de Fernández Franco y en la explotación comercial del lumpen de aquella época. El andamiaje del libro se sostiene sobre 300 horas de grabación con los familiares y conocidos del intérprete. Entre ellos sus hermanos, policías que lo arrestaron y hasta lloraron en su entierro, enfermeras que le curaron balazos o compañeros de delincuencia y juegos en la calle.

Seguir leyendo

Una biografía de Ángel Fernández Franco, alias ‘El Torete’, denuncia la explotación del director José Antonio de la Loma sobre uno de los rostros más taquilleros del cine quinquiLeer más