Cultura

Carmen Thyssen, la baronesa que dobló el pulso a 10 ministros de Cultura

Negociar un contrato de alquiler es muchas veces una complicada tarea que se alarga según lo picajosas que sean las partes. Si lo que se va a arrendar es una colección de arte de indiscutible valor con múltiples intereses cruzados y cambiantes, la operación puede acabar con los nervios del más templado. En el caso del documento que este miércoles suscriben formalmente la baronesa Carmen Thyssen y el ministro Miquel Iceta, las complicaciones se han extendido durante 22 años, han afectado a 10 responsables de Cultura (incluido Màxim Huerta, que ejerció solo una semana), un batallón de equipos jurídicos por ambas partes y, cabe suponer, una infinita paciencia por parte del personal del museo. El contrato garantizará una cierta tranquilidad durante los próximos 15 años, durante los cuales el Estado pagará 6,5 millones de euros anuales con derecho de compra preferente, una suma que se descontaría de la venta. La baronesa, que en abril cumple 79 años, ha recordado que la ejecución de esa parte final del contrato seguramente corresponderá a sus herederos: su hijo biológico Borja Thyssen, de 41 años, y las mellizas adoptadas, Carmen y Sabina, de 15 años.

Seguir leyendo

La firma este miércoles del acuerdo de alquiler de la colección de la baronesa cierra más de dos décadas de tortuosas negociaciones y trae de vuelta a España ‘Mata Mua’ de Gauguin tras dos años oculto en un búnker en AndorraRead More