Cultura

A la búsqueda de un nuevo James Bond, pero siempre será un personaje masculino

16 de enero de 1962. Aeropuerto de Palisades, en Kingston, la capital de Jamaica. Ahí empezó la leyenda cinematográfica de James Bond. Ese día y en ese lugar arrancó el rodaje de Agente 007 contra el doctor No, la primera de las 25 películas oficiales del agente secreto británico creado por el escritor Ian Fleming casi una década antes. En 2022 se cumplen 60 años de aquella aventura cinematográfica que, a pesar del éxito del que ya gozaban las novelas y de una experiencia previa televisiva, fue un salto al vacío de los productores Harry Saltzman y Albert R. Broccoli, y que hoy, convertida un imperio colosal, no tiene visos de terminar. La última entrega, Sin tiempo para morir —cuyo estreno sufrió todo tipo de retrasos provocados por la pandemia hasta que se presentó el pasado septiembre— ha sido un éxito, aunque también incluía una nota triste: la despedida de Daniel Craig como 007 tras cinco películas rodadas en 13 años. Como ya ha ocurrido en anteriores ocasiones, no hay actor contratado como nuevo Bond. Sin embargo, esta vez el contratiempo ha devenido en feliz calma chicha para los actuales dueños de Bond en el cine, Barbara Broccoli y Michael G. Wilson, hija e hijastro de Albert R. Broccoli. “Es tiempo de celebrar el legado de Daniel Craig”, cuentan por teléfono. También es momento para reflexionar sobre el futuro de Bond y recordar su pasado. Y acceden a ello.

Seguir leyendo

Los productores Barbara Broccoli y Michael G. Wilson, dueños del agente 007 en el cine, celebran el 60º aniversario del personaje en la gran pantalla, y aplazan hasta 2023 la elección del sustituto de Daniel Craig, que no será una actrizRead More