Cultura

Bille August ahonda en el lado oscuro de Karen Blixen, la baronesa de ‘Memorias de África’

Se acabaron las granjas en África, las colinas Ngong, los criados somalíes. Al marido que la engañaba, y que le contagió la sífilis, ya le había dado la patada a los seis años de su estancia en ese el continente. Pero el amante aviador se mató en accidente con su biplano Gypsy Moth. Y además llegó la ruina, cuando la plantación de café no dio más de sí. Con el quebranto económico a Karen Blixen —que vivió en Kenia de diciembre de 1913 (en aquel momento parte del África británica del Este) a agosto de 1931— no le quedó otra salida que regresar a Dinamarca. Nunca volvería a pisar el continente que tanto ansiaba. A cambio Blixen (Rungsted, 1885-1962) se convirtió en una celebridad mundial gracias a su obra literaria firmada con el seudónimo de Isak Dinesen. Tan vilipendiada en su país como idolatrada en el resto del mundo, Blixen devino en mujer solitaria, repleta de dolores, —“con la sífilis alterando su carácter”, apunta el cineasta danés Bille August (Brede, 72 años)—, dedicada a un terrible juego mefistofélico con jóvenes poetas. A su vida en aquellos años cincuenta, no tan conocida por el gran público, y a sus relaciones casi vampíricas, les ha dedicado Bille August El pacto, que se estrena en España el 28 de enero.

Seguir leyendo

El director danés estrena ‘El pacto’, que ilustra las relaciones mefistofélicas entre la veterana escritora, a su regreso de Kenia, y jóvenes poetas compatriotasRead More