Locales

«POR LA MALA PRAXIS DE UN OFTALMÓLOGO LOCAL UNA JOVEN PERDIÓ LA VISIÓN DE UNO DE SUS OJOS Y CASI PIERDE EL ÓRGANO»

Georgina Drovetta, es una joven de 28 años , docente , quien un día decidió realizarse una cirugía para recuperar y mejorar su miopía y astigmatismo. Pero las cosas no salieron como se esperaba, lo que la llevó a varias consultas médicas para no perder el órgano , más allá que por la mala praxis perdió la visión por lo que relazó la correspondiente demanda penal. En la nota podemos escuchar el testimonio en tiempo real.